Tapear o comer, en mesa, terraza o en barra, en restaurante de cinco tenedores o chiringuito, las cartas deben ser muy claras y los precios, aunque libres, también. Los establecimientos de restauración deben cumplir una serie de requisitos ante su clientela a la hora de mostrar los precios, pero si no lo hacen, el consumidor debe saber bien qué es lo que están haciendo mal y, si es así, reclamar.

Este es el consejo de Consumo Responde de la Junta de Andalucía, que ha realizado un decálogo con las recomendaciones básicas para evitar sorpresas en el momento de pagar la cuenta cuando comemos fuera de casa. Son diez cosas que hay que tener en cuenta cuando miremos el menú en un bar, restaurante o chiringuito.

  1. Las listas de precios en carta, pizarra o cualquier otro soporte, deben estar visibles y legibles, sin tachaduras ni manipulación alguna.
  2. Los precios deben ser finales y completos, es decir, incluyendo el IVA.
  3. Precios distintos en interior o exterior, en mesa o en barra: No pueden aparecer en las cartas un “x% más por servir en el exterior”. Debe aparecer como precio final y debe estar indicado de manera clara.
  4. Si se sirve de manera distinta en mesa o barra, como por ejemplo, “en las mesas sólo se sirven raciones”, debe estar claramente indicado en cualquier soporte informativo. La falta de información no está permitida.
  5. Está prohibido el uso de la expresión en la carta “precio según mercado”.
  6. Quesos y charcutería: al ser susceptibles de ser cortados de una pieza principal, se ofrecen al público por unidades de peso, mostrando el precio de cada una de ellas.
  7. Moluscos y crustáceos: deben ofertarse por peso o por unidades, indicando en este último caso su número.
  8. En cuanto al cubierto o la reserva, no pueden tener ningún coste extra.
  9. En caso de elegir de la carta un menú, estos deben llevar los precios completos e informar de si incluyen o no los servicios de pan, bebida y postre. La elección de un menú obliga a su pago íntegro.
  10. Platos combinados: deben publicitarse desglosando todos sus componentes y si en el precio se incluya o no el pan, la bebida y el postre.