5 ideas para una Nochevieja más alcalareña

Cuando llega el último día del año, decenas de tradiciones y rituales nos marcan cómo vivir la Nochevieja. Las uvas, el brindis, la ropa interior roja… Pero si eres de Alcalá de Guadaíra hay otras costumbres que puedes incorporar en esta noche tan especial. Porque para crear una tradición sólo se necesita que alguien la empiece. Veamos cómo podríamos tener una Nochevieja más alcalareña.

Sopeao o poleá en la cena de Nochevieja

plato de poleá

Los italianos cenan la última noche del año un plato de lentejas. Si para ellos las lentejas simbolizan la la riqueza y el dinero, un alcalareño puede conjurar la suerte tomando un sopeao de primer plato o una poleá de postre. Son platos muy de aquí, como también debe serlo el pan de Alcalá necesario para elaborarlos. El frío del invierno quizás nos haga preferir la poleá al sopeao, pero para gustos los colores.

Carnaval de fin de año

máscara de carnaval

Está muy extendida en algunos pueblos y ciudades la costumbre de disfrazarse en Nochevieja. En tiempos pasados fue también una tradición alcalareña, y la noche se vivía como un pequeño carnaval adelantado. Un lugar tan carnavalero como Alcalá puede recuperar la costumbre y hacer del 31 un ensayo más de las chirigotas y las comparsas que ya se preparan para los días grandes de febrero.

San Silvestre alcalareña

alcala de guadaira

La tarde del 31 de diciembre es el momento elegido para correr las tradicionales carreras de San Silvestre. Alcalá no tiene su propia “sansilvestre” organizada para este día, pero nada impide a los aficionados al running correr antes de las uvas. Y si tienen poco tiempo, no hay excusa: tan sólo hay que buscar cuatro o cinco cuestas de Alcalá, subirlas y bajarlas. Esto equivale a una carrera de San Silvestre de diez kilómetros.

Campanadas en el Duque

reloj alcala de guadaira

Los españoles hemos adquirido mayoritariamente la costumbre de trasladarnos a la madrileña Puerta del Sol para seguir por TV las campanadas. Pero el cambio de año suena igual al mismo tiempo en muchas plazas del país. En Alcalá, si algo funciona puntualmente en el edificio del Ayuntamiento es el reloj de su fachada. Es el lugar idóneo para vivir el momento de las doce campanadas y  que los alcalareños llenen la Plaza del Duque. Así se hacía en el pasado también en la Plaza del Cabildo, y es una costumbre que podría recuperarse.

12 regañás de la suerte

pan de Alcalá

La tradición más extendida de la Nochevieja son las doce uvas. No está muy claro su origen, pero hace más de un siglo que recibimos el año nuevo comiendo este fruto tan mediterráneo. ¿Con qué podríamos hacer una entrada de año más alcalareña? Hay muchas opciones, pero reconozcamos que la mejor sería tomar doce regañás, o doce cachitos si es una regañá de las grandes. Podríamos admitir que, para evitar problemas con su dentista, haya quien las sustituya por doce pellizcos de miajón de telera o doce trozos de tortas de Alcalá. Pero lo suyo son doce regañás alcalareñas. Y antes del cava o champán, un vaso de agua para que se vaya para abajo.

Compartir1
Twittear
+11
Compartir